Registrarse
Medicina Naturista
Homeopatia.net

Un tratamiento fitoterápico cura la malaria resistente al tratamiento convencional

05/05/2017

Comprimidos de polvo de hoja de Artemisia annua curaron a 18 pacientes críticamente enfermos de malaria en el Hospital de Rwanguba (República Democrática del Congo). Los resultados sugieren que nos encontramos ante una opción nueva y barata de tratamiento para esta enfermedad transmitida por mosquitos que afecta a 212 millones de personas en todo el mundo.


Planta florida de Artemisia annua. Foto: Kristian Peters (licencia CC)

18 pacientes de entre 14 meses y 60 años infectados con una cepa de malaria resistente a la terapia convencional, que habían sido tratados previamente, durante 6 meses, con la combinación de artemisina y artesunato, sin resultados positivos, se recuperaron completamente en 5 días gracias a un tratamiento oral con un preparado fitoterápico que ya había mostrado ser efectivo en modelos animales y en pequeños ensayos clínicos, pero que sigue sin estar autorizado por la OMS. Por ello se considero la administración a estos pacientes como uso compasivo. Entre los pacientes se encontraban dos niños. Todos sufrían la forma severa de la enfermedad: pérdida de consciencia, dificultades respiratorias, convulsiones, edema pulmonar y en el caso de un niño de 5 años de edad en esta población, coma.

A los pacientes se les administró una dosis de 500 mg de polvo de hoja de Artemisia annua (recolectada en estado vegetativo y comprimida sin excipientes), por vía oral, dos veces al día durante 5 días. La dosis total de artemisinina administrada a los adultos fue de 55 mg y la dosis se redujo en pacientes con un peso corporal inferior a 30 kg.

Pamela J. Weathers, profesora de Biología y Biotecnología en el Worcester Polytechnic Institute (WPI), es la líder del equipo médico. Es pionera en el uso del extracto de hojas secas de Artemisia annua como terapia contra la malaria. Según indica esta investigadora, este es el primer caso de control de una cepa resistente en humanos con polvo de hoja de Artemisia annua, lo que apoyaría su incorporación al régimen de tratamiento antimalárico allá donde emerjan cepas resistentes.

La Artemisia annua, que se considera una hierba segura (GRAS), habiendo sido consumida por los seres humanos y usada tradicionalmente como remedio terapéutico, a menudo en forma de té- La Dra. Weathers se sintió intrigada por el potencial de la planta seca como un malaria. En 2011 publicó su primer estudio en Phytochemistry Reviews en el que demostró que la hoja seca de Artemisia annua es capaz de alcanzar hasta 40 veces más niveles de artemisinina en sangre que el el extracto purificado. En un artículo publicado en PLOS ONE al año siguiente, Weathers y su equipo demostraron que el polvo de hoja no sólo tiene propiedades antipalúdicas, sino que es más eficaz de eliminar el parásito y reducir el nivel de infección parasitaria en ratones. En otro estudio publicado en 2015 en Proceedings of the National Academy of Sciences, los investigadores demostraron que la el polvo de hoja de Artemisia cura a los roedores curados infectados con cepas de malaria resistentes a la artemisinina. En un experimento que aceleró la evolución del parásito de la malaria pasando a través de hasta 49 generaciones de ratones, el parásito no mostró signos de resistencia al polvo de hoja.

Weathers sugiere que el rendimiento superior del polvo de hoja en comparación con la artemisinina, así como su capacidad de matar a los parásitos resistentes y evitar la resistencia, ees probablemente debida a los efectos sinérgicos de una compleja gama de fitoquímicos contenidos en la hoja de la planta, varios de los cuales son conocidos por sus propiedades antipalúdicas, y otros principios que pueden aumentar la absorción de artemisinina en el torrente sanguíneo reforzando su eficacia contra la malaria. La hoja seca constituye una terapia natural rcuyos beneficios superan con mucho los de artemisinina y otros fármacos combinados.

Otra ventaja de hoja sobre los tratamientos antipalúdicos convencionales es su bajo costo y la relativa simplicidad de obtención. Cultivar Artemisia annua y producir y probar las tabletas, según Weathers, son negocios locales ideales que pueden proporcionar trabajos en áreas empobrecidas y expandir enormemente el acceso a la terapia antimalaria. De hecho, ya ha establecido una cadena de suministro en África que incluye el cultivo y la recolección de cultivares de alta producción en África Oriental, junto con las operaciones de procesamiento GMP (Good Manufacturing Practice) en Uganda, donde las hojas se secan, pulverizan y homogeneizan, El polvo se compacta en comprimidos, y donde se prueban las tabletas para verificar su dosificación. Esta cadena de suministro ayudó a producir los comprimidos utilizados para tratar a los 18 pacientes en la República Democrática del Congo. Según Weathers, esta sencilla tecnología puede ser propiedad, operada y distribuida por africanos para los africanos.

El tratamiento exitoso de los 18 casos resistentes al tratamiento antimalárico convencional sugiere que el polvo de hoja de Artemisia annua debe incorporarse rápidamente al tratamiento antimalárico en África y posiblemente en cualquier otro lugar en el que hayan surgido resistencias al tratamiento.


Fuente:
Worcester Polytechnic Institute, 24 de abril de 2017

El trabajo ha sido publicado en Phytomedicine: Nsengiyumva Bati Daddy, Luc Malemo Kalisya, Pascal Gisenya Bagire, Robert L. Watt, Melissa J. Towler, Pamela J. Weathers. Artemisia annua dried leaf tablets treated malaria resistant to ACT and i.v. artesunate: case reports. Phytomedicine. Available online 14 April 2017. https://doi.org/10.1016/j.phymed.2017.04.006

Cita publicaciones
Editores
Bernat Vanaclocha i Vanaclocha
Médico, Colegiado Nº 464610887
Director de Cita Publicaciones y Documentación S.L.

Salvador Cañigueral Folcarà
Unitat de Farmacologia i Farmacognòsia
Facultat de Farmàcia, Universitat de Barcelona