Un extracto de <i>Ageratina pichinchensis</i> muestra una eficacia igual a la del clotrimazol en en pacientes con candidiasis vulvovaginal, en un estudio piloto aleatorizado, doble ciego y controlado
Romero-Cerecero O, Islas-Garduño AL, Zamilpa A, Tortoriello J.
Un extracto de Ageratina pichinchensis muestra una eficacia igual a la del clotrimazol en en pacientes con candidiasis vulvovaginal, en un estudio piloto aleatorizado, doble ciego y controlado

La candidiasis vulvovaginal es una causa frecuente de consulta clínica ginecológica por parte de mujeres en edad fértil. Se considera una enfermedad infecciosa causada por diferentes especies de cepas de Candida, especialmente Candida albicans (responsable del 74-94% de los casos), junto con otras especies identificadas, como C. glabrata y C. krusei.

Esta enfermedad tiene una prevalencia del 6-13% en mujeres adultas sexualmente activas. Se caracteriza por la presencia de una secreción vaginal blanca, erosiones petequiales o hemorrágicas ocasionales en la mucosa vaginal (incluso se pueden llegar a producir ulceraciones), disuria y dispareunia. Existen muchos fármacos antifúngicos, pero algunos de ellos poseen desventajas importantes, ya que son sólo fármacos fungistáticos o pueden producir efectos adversos. La desventaja más importante de estos fármacos es, no obstante, el aumento de la resistencia de la levadura a los fármacos antifúngicos clásicos. Dos de los productos farmacéuticos más empleados para el tratamiento de la candidiasis vaginal son el clotrimazol y el miconazol.

Ageratina pichinchensis (Schauer) Rey y H. Rob. (familia Asteráceas) es una planta ampliamente utilizada en Medicina Tradicional Mexicana para el tratamiento de numerosas enfermedades, principalmente aquellas relacionadas con hongos. Más específicamente, los curanderos tradicionales emplean esta especie para el tratamiento de la "vaginitis". En estudios in vitro, el extracto hexánico de esta planta ya había demostrado actividad sobre cepas de Candida albicans. En un estudio reciente, Ageratina pichinchensis, en su variedad bustamenta, fue identificada como la especie vegetal con mayor actividad contra C. albicans, y sus componentes el taraxerol y la encecalina fueron identificados como los compuestos más activos contra este hongo.

Por medio de estudios clínicos doble ciego, aleatorizados y controlados, se observó que el extracto estandarizado de A. pichinchensis (en aplicación tópica) demostró efectividad terapéutica y tolerabilidad en pacientes diagnosticados de tinea pedis o onicomicosis, logrando tasas de éxito terapéutico del 80,3% (ver: Ester Risco. Hemeroteca de la Revista de Fitoterapia (Internet, ISSN: 1988-5806). 2009. Efecto de un extracto de Ageratina pichinchensis en el tratamiento de la onicomicosis, Ester Risco. Hemeroteca de la Revista de Fitoterapia (Internet, ISSN: 1988-5806). 2012. Efecto de un extracto de Ageratina pichinchensis en el tratamiento del pie de atleta) y Romero Cerecero O, Zamilpa Álvarez A, Jiménez Ferrer JE, Tortoriello J. CO06 Estudio clínico comparativo en donde se evaluó la efectividad terapéutica de dos concentraciones de extracto de Ageratina pichinchensis en el tratamiento tópico de la onicomicosis. III Congreso Iberoamericano de Fitoterapia: tradición, ciencia y cooperación. Revista de Fitoterapia 2012; 12 (Sup. 1): 48.

El objetivo del presente estudio fue evaluar la eficacia y tolerabilidad de un extracto, obtenido con hexano-acetato de etilo, de partes aéreas de A. pichinchensis (estandarizado al 7% de encecalina), administrado en forma de óvulos vaginales a pacientes con candidiasis vulvovaginal. En el grupo control se administraron óvulos (indistinguibles en su aspecto y embalaje de los del grupo tratamiento) conteniendo 100 mg de clotrimazol.

Las 34 mujeres incluidas en el estudio se dividieron en dos grupos de 17 pacientes. La media de edad fue de 35 ± 7,5 años. En la mayoría de las pacientes (94,11%) incluidas en el grupo control o en el grupo experimental, habían tenido episodios previos de infecciones vulvovaginales, con una recurrencia de del 75% en el grupo control y del 62,5% en el grupo experimental. En ambos grupos, el 76,47% (13 en cada grupo) de las mujeres refirió el uso previo de algún fármaco, especialmente clotrimazol o nistatina. El clotrimazol había sido empleado anteriormente por el 30,76%  del grupo control y por el 38,46% del grupo experimental. No se encontraron diferencias estadísticas entre los grupos (p > 0,05).

La mayoría de los pacientes tenía un tiempo de evolución de la enfermedad de 2-6 meses en el momento del inicio del estudio, con 35,29% (6) de los pacientes en ambos grupos. En cuanto a los signos y síntomas de la enfermedad, el flujo vaginal fue mencionado en el 100% (17) del grupo control y en el 88,23% (15) de los pacientes del grupo experimental; El prurito vaginal fue referido por el 76,42% (13) del grupo control y por el 64,7% (11) del grupo experimental, la dispareunia afectó el 41,17% (7) del grupo control y el 70,58% (12) del grupo experimental y la disuria estuvo presente en el 41,17% (7) de los casos en el grupo control y en el 11,76% (2) de los casos en el grupo experimental. La comparación de estas variables no mostró diferencias estadísticas.

Al 7º día del estudio, se realizó una evaluación parcial en la que semostró que el 94,1% de los pacientes tratados con clotrimazol y el 100% de los tratados con el extracto de A. pichinchensis referían una disminución o ausencia de signos y síntomas compatibles con la candidiasis vulvovaginal. En la evaluación final, 2 semanas después de la conclusión de la administración, el 86,6% de los pacientes en el grupo de control y el 81,2% (p = 0,65) de los tratados con el extracto de A. pichinchensis hubo un éxito terapéutico. El análisis estadístico no evidenció diferencias significativas entre los dos grupos de tratamiento.

Con los resultados obtenidos, es posible concluir que el extracto estandarizado de A. pichinchensis, administrado intravaginalmente, mostró efectividad terapéutica y tolerabilidad, en pacientes con candidiasis vulvovaginal, sin observarse diferencias estadísticas respecto a los pacientes tratados con clotrimazol.

Fuente: Romero-Cerecero O, Islas-Garduño AL, Zamilpa A, Tortoriello J. Effectiveness of Ageratina pichinchensis Extract in Patients with Vulvovaginal Candidiasis. A Randomized, Double-Blind, and Controlled Pilot Study. Phytother Res. 2017 Mar 16. doi: 10.1002/ptr.5802.

Cita publicaciones
Editores
Bernat Vanaclocha i Vanaclocha
Médico, Colegiado Nº 464610887
Director de Cita Publicaciones y Documentación S.L.

Salvador Cañigueral Folcarà
Unitat de Farmacologia i Farmacognòsia
Facultat de Farmàcia, Universitat de Barcelona